Lista de productos por bodega: Bodegas Heretat de Taverners

   finca Heretat de Taverners         Viñedo Heretat

Heretat de Taverners es el nombre de la finca en que está ubicada nuestra bodega. Conocida también como “Casa Colaus”, en el término municipal de Fontanars dels Alforins, en la comarca de la Vall d’Albaida. El nombre evoca al vern, (aliso, abedul).
La bodega se ha construido sobre las antiguas dependencias de la casa, una alquería que data de 1.667, restaurada por los actuales propietarios, con producción de uva y vino documentada desde 1738 y 1782.

La actual propiedad retomó la actividad vinícola, actuando a través de la compañía Heretat de Taverners, S.L., transformaron totalmente los viñedos, que ocupan en la actualidad unas 25 Ha, y elaborando la primera cosecha en el año 1.999, en las actuales instalaciones, dotadas con depósitos de acero inoxidable de tamaños variables de 150, 100 y 50 Hl., para elaborar en pequeñas partidas la uva procedente de cada parcela. La bodega está semienterrada, aislada y dotada con un equipo de climatización que mantiene las condiciones de temperatura y humedad en su interior, y además suministra frío o calor a los depósitos para realizar las fermentaciones a temperatura controlada.

En el campo cuando se reestructuró la finca, se optó por una formación en espaldera en una zona de secano estricto y por mantener y defender variedades autóctonas como la Monastrell y la Garnacha Tintorera con reconocido potencial vinícola y variedades de nobleza indiscutible como la Tempranillo, Cabernet Sauvignon, y Merlot, en el caso de los tintos, y Chardonnay y Sauvignon blanc en el caso de los blancos, que se elaboran en muy pequeña cantidad. Adaptando experimentalmente otras, como el Graciano, con un éxito absoluto, así como otras variedades que se ensayaron enana parcela experimental, en la actualidad convertida en Sauvignon blanc.


Los viñedos se encuentran rodeando a la bodega que marca una línea divisoria de las dos zonas productivas de la propiedad.
Una zona situada debajo de la casa, que va desde los 630 a los 600 metros sobre el nivel del mar. Que es una ladera orientada al Norte que llega hasta una rambla que drena los excesos de agua en el suelo. Con un terreno que cambia desde unas arenas pobres en la parte alta hasta un suelo franco.-arcilloso, más fértil donde aplicamos técnicas para el control del potencial vegetativo de las plantas, para que los racimos sean como nosotros deseamos. Esta técnica consiste en el establecimiento de una cubierta vegetal, formada por un cereal, una leguminosa y un césped que cubren la franja central de la plantación, convirtiéndose en una competencia para las cepas de modo que regula el potencial vegetativo y productivo de la viña, teniendo una producción más controlada y equilibrada con la cantidad de hojas producidas y con el potencial productivo del suelo y clima.
La otra zona se encuentra en la zona alta de la finca, a unos 650 hasta 670 metros sobre el nivel del mar, en un paraje muy característico denominado “Pla de Mallaura”, que da nombre a nuestro Reserva, con parcelas que se mezclan con el monte bajo y los pinares, y que discurren entre barrancos. Es una zona con un suelo mucho menos profundo, más pobre y con un porcentaje de piedras y elementos gruesos muy elevado. Suelo pobre que produce racimos pequeños y sueltos, y que frena el crecimiento de las plantas.


La producción bajo la normativa de la Producción Integrada y el uso de técnicas como la “confusión sexual”, para la lucha contra la polilla del racimo “Lobesia botrana”, hacen que nuestra producción mantenga unos niveles de sanidad muy elevados y que los productos fitosanitarios utilizados tengan el menor riesgo posible y el mayor respeto con el consumidor final.
Estas técnicas de cultivos, hacen que nuestra uva mantenga unas características de sanidad y calidad que permiten que nuestros vinos se expresen y se diferencien, además de ser y un seguro a la hora de la maduración y la elaboración, ya que podemos conseguir una materia prima en condiciones óptimas.
La topografía de la finca nos marca una referencia a la hora de elaborar nuestros vinos, ya que intentamos reflejar las condiciones de nuestra finca en el vino. De forma que marcamos la zona más alta para el Reserva básicamente y la zona más baja para el Crianza.


La vendimia se realiza tras un control de maduración por variedades y parcelas, vendimiándose partidas de 6.000 a 10.000 kilos, intentando respetar o mantener el carácter de las variedades y de las parcelas, realizando un proceso de fermentación y maceración para cada partida en particular, en depósitos de acero inoxidable de 50, 100 y 150 Hl., con temperatura controlada y diferentes posibilidades de remontado.
Posteriormente para la crianza se marcan caminos paralelos para los vinos que integrarán una marca. Utilizando únicamente madera francesa nueva y de segundo año para los Reservas y mezcla de madera francesa y americana con menos de cinco años para el Crianza.


La capacidad productiva de la finca está muy limitada ya que la idea de la bodega es producir vino únicamente de las uvas de nuestra propiedad. Calculamos que llegaremos a elaborar unos 120.000 o 130.000 kilos de uva cuando alcancemos el techo de producción, pero nuestra meta no es producir más, sino que nuestros vinos puedan transmitir las características de nuestra finca, nuestro clima, nuestro suelo y nuestras cepas.
Nuestro ideal es trabajar para llegar a tener un vino de finca, en el que se identifique su procedencia. Difícil labor que esperamos ir consiguiendo año tras año.


Año fundación: 1999
Situación: Fontanars dels Alforins – Ctra. Moixent Km 2
Altura: 610 a 740 m. sobre el nivel del mar
Producción: 74.000 botellas aprox.
Variedades: B: Chardonnay y Sauvignon Blanc - T: Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Monastrell, Garnacha Tintorera, Graciano y Merlot.
Hectáreas: 25 Ha.
Enólogo: Ana Gomez.
Propietario: Amparo Reig.

Más
Mostrando 1 - 5 de 5 items
Mostrando 1 - 5 de 5 items